Patchwork: Vocablo ingles, significa trabajo con retales.
Quilt: Colcha compuesta de tres capas de tejido, cosidas entre sí.
La superior puede ser de patchwork y la central es un relleno de algodón.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Nuevos kimonos y cosillas varias

Hace un montón de tiempo que no escribo.
No sé si realmente he estado más ocupada que otras veces
o simplemente, he gestionado peor el tiempo,
pero la verdad es que me siento estresada.
Me falta tiempo para todo lo que me gustaría hacer
e, incluso, para lo que no quiero hacer, je, je...
Y eso que no paro, pero no es suficiente. 

La realidad es que a pesar de todo he conseguido terminar 
varias labores y participar en un mercadillo.
El mercadillo fue en la tienda donde he tenido mis kimonos
estos tres meses: CostuRita & Escenas de escaparate.
Pasó mucha gente a lo largo del día y vendí algunas cosas.
.
Una chica que pasó, tras probarse varios kimonos
y ver que le gustaban para llevarlo por la calle, 
pero no encajarle los colores/estampados
me encargó uno más a su estilo.
¡La verdad es que con el tipo y estatura que tiene
creo que lo va a lucir a gusto!

 
 

Además estoy haciendo una colchita de bebé 
para una nena que nacerá después de verano,
en tonos beiges, muy neutra y delicada.
Os la enseñaré en el próximo post.

Y he hecho una mantelillo de centro
para que mi hermana, que da clases de yoga para preparación al parto
pueda poner sus velas, cuencos o lo que sea que pone
en el centro de la sala.
Le dí mil vueltas, porque no quería complicarme
mucho con el corte de las piezas, pero
quería que llevara los colores del arco iris...
Finalmente me decidí por un diseño log-cabin
asimétrico, con las esquinas en batiks azul cielo y azul cobalto 
emulando el cielo diurno/nocturno.
Y lo he acolchado haciendo ondas y rayos 
alrededor de varios círculos concéntricos.
 El cuadrante azul- verde,

 ...el morado,añil y violeta...
 ...el rojo y rosa...
...y el naranja y amarillo.

Para el back, ya que estamos en modo "cielo"
una tela azul con estrellitas.

Namasté

martes, 4 de abril de 2017

Colchitas infantiles

Estos días tengo mis kimonos a la venta 
en una pequeña tiendita cerca de la Plaza del Dos de Mayo, 
en Malasaña.
CostuRita & Escenas de Escaparate 
c/Velarde, 5

Además, también he dejado allí a la venta 
la colcha masculina que os enseñaba hace unos días
y estas dos que os voy a mostrar en este post.

Una de ellas es similar a otras de bebé, 
de rayas anchas, en tonos amarillo, verde, turquesa...

 Con una trasera preciosa, con un bosque en día ventoso.
 Acolchada a rombos

Y la otra, más elaborada y un poco más grande
está hecha con triángulos de telas blancas y rosas.
Las rosas son de una colección de Northcott
y los tonos van del rosa pastel al berenjena.
Cosiendo triángulos blancos con triángulos de color
y colocándolos convenientemente,
se obtiene un motivo de rombos muy bonito.


Luego lo acolché con "piedrecillas"

Y por detrás, tiene una tela fucsia con florecita blanca y una tira blanca lisa
sobre la que se aprecia el acolchado.

Ambas están a la venta también en la tienda online. 

Un bonito detalle para las mamás recientes que celebrarán
su día a primeros de Mayo.

jueves, 2 de febrero de 2017

Quilt masculino

Hace un tiempo, la madre de una amiga hizo limpieza 
para irse a vivir a una casa más pequeña y encontró 
unos muestrarios de telas para trajes de caballero.


Las telas son paños de lana, en tonos grises, azulados, verdosos, marrones...
Algunos me hicieron recordar a mi abuelo cubano, tan elegante como era.

Aunque no son tan cómodas de trabajar como las telas de algodón
me animé a hacer un quilt y me salió con medidas de mantita de siesta.
He usado un diseño de triángulos, alineados, alternando colores oscuros y más claros
Y algunos, los he enfrentado, para formar cuadros.
Luego lo he rematado con tiras de las mismas telas, 
ya que muchas muestras eran rectangulares.

Como las telas son de lana y pesan y abultan más que las de algodón
no lo he rellenado. Simplemente he usado una tela de punto,
tipo forro polar, en color gris, para la trasera.
Y para sujetar ambas partes, he acolchado siguiendo las diagonales.
Salvo en los cuadros, donde he ido haciendo una espiral cuadrada.
 
La única pega que le veo es que no puede meterse en la lavadora como mis otros quilts.
Pero como tiene esos colores tan neutros, es bastante "sufrida".


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Quilt de bebé para Sara

Esta preciosa colchita es un encargo 
para cuando Sara crezca un poco más, que todavía es muy chiquitina.
Mientras, seguro que su hermana mayor la estrena en alguna siesta...

 La mamá me dijo que le gustaría una colcha colorida,
no muy pastel, donde abundaran el rosa, el morado, 
con un punto de amarillo... para la cuna grande.
El diseño preferido: los cuadritos clásicos.

Combiné telas de colores fuertes con otras de fondo blanco o clarito.
Y motivos florales, con mariposas, hadas y princesas.
 
Algunas telas tienen brillos dorados o plateados.

 El resultado final es alegre, pero no demasiado estridente.
Personalmente, me gusta mucho cómo ha quedado...

Con tanto estampado, el acolchado lo hice sencillo,
a un cm por cada lado de las costuras.

Lo rematé con un bies de la tela morada, pero me faltó un poquito
y le añadí una tirita rosa. Creo que queda divertido.
Para la trasera, unos pajaritos rosas y malvas sobre un fondo rosa suave.
 
Y ya está con sus dueñas...que espero lo disfruten muchos años.


martes, 29 de noviembre de 2016

Batiks en colores fríos

Este quilt es un encargo de mi querida cuñada, 
aunque mi hermano refunfuñe porque ya tienen muchas mantas.
Ella tenía muy claro los colores: morado, verde esmeralda y azulón.
Incluso me mandó los tonos:



Para combinar esos colores entre sí,
los batiks eran la opción más apetecible.
El diseño está basado en este quilt que ví por internet,
y que después he sabido que pertenece al libro
"In Love with Squares & Rectangles" 
de Amy Walsh & Janine Burke de Blue Underground Studios.

Mi diseño previo fue este:

Y la versión final ha quedado así:

Para contrastar y armonizar los colores de base,
he utilizado morados oscuros, malvas, turquesas,
azules oscuros y más claros, verdes esmeraldas y agua...

Para la trasera, he utilizado un batik de hojas azules, 
aunque en el fondo, tiene algo de malva, azul más claro, gris...
Y para darle más vidilla, he añadido unas tiras de los batiks del frontal.

Luego lo he acolchado en lineas rectas, 
en el mismo sentido de las tiras de tela, pero fuera de las costuras
usando hilos malva, verde y turquesa.

Finalmente está rematado a máquina, volviendo el back hacia delante.
Y con su firma en una esquinita.

Y ya está en su sofá,
esperando darles calorcito a ellos y 
al nuevo bebé que está a punto de nacer.

¡Felices siestas!

lunes, 10 de octubre de 2016

Un quilt clásico y moderno a la vez

Este quilt me lo encargó una amiga en primavera, 
para la casa de campo de su padre, ya viudo.
Quise tenerlo a tiempo para que lo pudiera estrenar en verano, 
pero éste ha sido muy caluroso en Madrid,
lo que me supone un esfuerzo extra para acolchar.

Pero sobre todo, ha sido un verano duro para mí, 
porque hemos tenido que cuidar y acompañar a mi padre en su final.
Así que mis energías y mi tiempo han sido para estar con él 
y compartir con mi madre y mis hermanos el proceso.

Después, he estado unas semanas un poco "descolocada"
pero mis costuras me ayudan a sentirme bien,
así que aprovechando el inicio del curso
he retomado los encargos que tenía en marcha.
Y por fin, hace un par de días, terminé la colcha. 

Como punto de partida, me dijeron que la pared de la habitación 
está pintada en un color rosa pálido.
Así que busqué colores que combinaran con el rosa, 
pero que no fueran muy femeninos.
Me gustó esta paleta de color:

En cuanto al diseño, me gustó mucho uno que había visto

Así que tamizado por mi selección de telas en los colores
de la paleta elegida, resultó un diseño previo así:

 Hice alguna prueba con las tiras en otros tonos, 
pero el azul verdoso combinaba muy bien y le quitaba cursilería al rosa.
La idea del enmarcado en tonos beiges, avena, vainilla...
me resulta limpia y fresca para una colcha
que va a ser utilizada en verano, principalmente.
¡He utilizado 16 telas beiges distintas!

Y el resultado final ha quedado precioso, elegante.
Creo que es clásico y moderno, a la vez,
como lo son los quilts de Modern Quilt Studio

Para resaltar más los cuadros centrales y las tiras,
los he dejado sin acolchar, 
decorando todo lo beige con ondas.

 Para el back he utilizado una tela beige con un trebolito blanco,
que, girada hacia delante, me ha servido también de remate.
Me da mucho gusto terminar una colcha, me parecen preciosas
y me pongo a hacer fotos...que no les hacen justicia.
De todas formas, alguna queda simpática
como ésta al trasluz.








miércoles, 10 de agosto de 2016

Cupcakes de mantequilla de cacahuete

Mi santo es mañana, el 11 de Agosto, en pleno verano.
Y aunque llevaba años pensando en regalarme una heladera,
este año he decidido cambiar de idea y pasarme a una batidora-amasadora.
Me encanta la repostería, pero me estoy haciendo mayor
o volviendo más vaga, vaya usted a saber, 
pero cada vez me cuesta más ponerme a amasar 
para hacer la base de las tartas, las galletas o los bizcochos.

Así que busqué un poco por la red y al final me he comprado
una de nivel intermedio, 350 W de potencia.
Ayer la recibí y para probarla, decidí hacer unas magdalenas o muffins 
para que merendaran los niños y sus amigos y para traerme a la oficina..

Y navegando un poco por ahí, encontré a Alma Obregón 
Estudiosa en mil materias, vitalista, repostera,
mamá de un niño llamado Bruno...
vamos, que me sentí algo identificada con ella.
Así que me metí en su recetario, elegí los
¡¡¡Madre mía, qué ricooos!!!
 
La foto es muy mala, porque la he hecho con el móvil, 
de prisa y corriendo... antes de terminarme el último!
Pero creo que se aprecia la esponjosidad...

Resumiendo: es muy cómodo utilizar la batidora 
para mezclar los ingredientes y poder usar 
la mantequilla sin derretir, le da una textura especial.

El sabor, si eres de los adictos al cacahuete, delicioso.
Yo no le puse trocitos de chocolate a la masa, 
porque no me quedaban chips y trocearlo a mano, 
en pleno verano...como que no.
Pero les puse algo de cobertura, para la mezcla de sabores.

En el link de los Muffins encontraréis la receta de Alma Obregón.
Y en el link de su blog...todo su recetario.

¡ Un placer hacer nuevos descubrimientos!